Joseph Pilates

Portada libro Joseph Pilates

Orígenes y creación del método Pilates

 

Joseph Hubertus Pilates nació en Mönchengladbach, Alemania, en 1880. Era el hijo de un deportista y una enfermera. Desde pequeño, Pilates demostró un gran interés en el deporte y la salud. A los 13 años, se mudó a Hamburgo para estudiar educación física. Los inicios de la carrera de Pilates fueron como profesor en Berlín.

En 1912 viajó a Inglaterra para trabajar en Kingsley Hall, un establecimiento similar. Al año siguiente, Pilates abrió su propio estudio de educación física y danza en Inglaterra. Durante la Primera Guerra Mundial, Pilates fundó y presidió una organización que ayudaba a los soldados discapacitados a recuperarse de sus heridas.

En 1925, Pilates abrió su primer gimnasio, «Calistenia», en el Kens de Londres, después de estudiar danza en Francia y Bélgica, Pilates regresó a los Estados Unidos en 1931. Allí enseñó en la Escuela de Educación Física de Nueva York (precursora del Teachers College de la Universidad de Columbia) y estableció su propio estudio en la ciudad de Nueva York y comenzó publicación de «Contrology», revista dirigida a personas con discapacidad física.

En 1934, Pilates obtuvo la certificación para enseñar yoga por Sri K Pattabhi Jois, quien más tarde fundaría Ashtanga Vinyasa. Pilates introdujo varios principios de ejercicio mente-cuerpo que aún se utilizan en los programas de fitness y danza modernos: la contrología, la creencia de que el control físico es la clave para la libertad personal; centrado, que enfatiza ubicar la sensación de su núcleo (centro) en su cuerpo; conciencia y control de la respiración, que fomenta la respiración en partes específicas del cuerpo; movimiento libre, a diferencia de los movimientos de baile prescritos. Luego trasladó su estudio a Hollywood, donde enseñó a celebridades como Greta Garbo y Marlene Dietrich.

A menudo se atribuye a Pilates la popularización del uso moderno de equipos de ejercicio inestables y elásticos, comenzando en Alemania con el Reformer y posteriormente con otros equipos de fitness como la caja de ritmos de Pilates. En 1939, publicó lo que se convertiría en su libro más famoso, «Journeys in Dance» (más tarde conocido como «Aerobics», que vendió más de 100.000 copias). En 1942, Dr. Pilates trasladó su estudio a la ciudad de Nueva York, donde desarrolló un régimen de ejercicios de resistencia al peso corporal y aeróbicos internacionales. Pilates murió en la ciudad de Nueva York el 26 de julio de 1967 a la edad de 78 años.

El método Pilates se populariza

 

En los años 50, el método Pilates comenzó a ganar popularidad entre los danzarines de ballet. Los danzarines encontraban que los ejercicios les ayudaban a mejorar su equilibrio, coordinación y fuerza. En los años 80, el método Pilates se hizo popular entre los atletas de élite. En los años 90, el método Pilates se hizo popular entre el público en general.

El método Pilates se populariza entre los deportistas de élite a partir de la década de los 80. El método Pilates ayudó a estos atletas a mejorar su equilibrio, coordinación y fuerza por lo que eran muy útiles y beneficiosos en sus actividades deportivas. Los jugadores de baloncesto de élite se beneficiaron de la práctica de Pilates porque mejoró su concentración y agilidad en la defensa. Los velocistas de élite también descubrieron que correr sobre una pelota suiza ayudaba a aumentar la resistencia durante las carreras al reducir la tensión muscular.

El método Pilates hoy en día

 

El método Pilates se ha convertido en una de las formas de ejercicio más populares en todo el mundo. Se cree que el método Pilates puede ayudar a mejorar la postura, reducir el estrés y mejorar el equilibrio y la coordinación. Pilates es más que un simple ejercicio. También es un método y sistema de desarrollo físico, mental y espiritual que se esfuerza por mejorar el cuerpo mientras se construye la confianza en uno mismo y la fuerza interior.

En Pilates, el cuerpo se mueve a través de repeticiones controladas de acondicionamiento muscular progresivo para aumentar la fuerza, la flexibilidad y la coordinación. A medida que cada repetición aumenta la resistencia o la intensidad, impone una mayor demanda al sistema cardiovascular, por lo que el ejercicio con control de la respiración puede maximizar la eficiencia.

¡Mil gracias por leer esta entrada de mi blog!

Me presento. Soy María, y doy clases de yoga, pilates e hipopresivos en Oviedo, Asturias. Me encanta aprender e investigar y, sobre todo, compartir conocimientos. Si estas interesado, por favor ponte en contacto conmigo. Tengo años de experiencia personal con yoga y pilates, y siempre estoy dispuesta a compartirla con los demás. Como profesora, ofrezco sesiones para personas de forma individual o en grupo.

 

Foto de profesora de yoga y pilates María González Prieto

 

 

¿Te gustaría hacer Yoga, Pilates o Hipopresivos?

Llámame o mándame un WhatsApp con total confianza a mi teléfono de contacto 698925125, y buscaremos sitio en mis clases.

 

!Compártelo en tus redes sociales!